Acuerdo de exclusividad Orange-iPhone declarado ilegal

apple-iphone-orange

La autoridad de la competencia francesa acaba de prohibir temporalmente la distribución en exclusiva del popular teléfono iPhone, fruto del acuerdo entre France Telecom SA y Apple Inc., tras una reclamación presentada contra este pacto por el operador de telecomunicaciones Bouygues Telecom.

El regulador indica que este contrato de exclusividad introduce un nuevo factor de rigidez en un sector que ya carece de competencia.

Era hora de que las autoridades de la competencia entraran a tratar este tipo de asuntos.

A ver en qué momento ocurre esto en España, ya que existe una situación muy similar, al distribuir Telefónica Móviles, líder en este sector, el mismo teléfono.

Lo que me pregunto es cómo van a obtener el resto de compañías las unidades necesarias para ponerlas en el mercado, ya que Apple se puede negar, o, por lo menos, poner impedimentos para la venta de los teléfonos a las compañías: las comprarán en otros países, como hizo Simyo en España, al distribuir unas pocas unidades de este teléfono,…

Otra cuestión importante es el precio al que va a vender Apple estos equipos, pudiendo darse casos en los que sea más rentable comprar el teléfono a la operadora dominante que a otra competidora.

Votos artificiales por culpa de la electricidad estática

Creo que cada vez es más frecuente que se rían en nuestra cara.

Me baso en un suceso ocurrido en Washington, donde una elección local se saldó con 326 votos reales y 1500 generados por la máquina de forma artificial. Hasta aquí todo “normal”, el típico tongo o pucherazo que este tipo de máquinas puede introducir.

Lo más curioso es la cara dura que hay que tener para tratar de justificar lo injustificable con frases como ésta:

“One of the many possible causes could be an electric charge or static discharge”

El “típico” problema de la electricidad estática, creando votos aleatorios por doquier.

Podrían haber elaborado un poco más la justificación, ya que esta no pega ni con cola.

Some city residents, like Beatrice Fink, laughed at the explanation. Resident Eddie Jewett said, “Could have used a more elaborate one than that.”

Otra prueba más de la inseguridad que puede traer este tipo de máquinas, y sobre todo cuando el software no es libre, y por lo tanto no puede ser auditado libremente.