Varios «artistas» indignados ante el rechazo de la ley Sinde

Sin palabras me quedé al ver el enlace que alguien tuiteó y que viene de una noticia difundida por EuropaPress. Varios «artistas», entre ellos Fran Perea, Anabel Alonso, Kiti Manver y Eloy Arenas están indignados por el rechazo a la Ley Sinde, una norma que, según ellos, debería haberse aprobado en el Congreso el pasado 21 de diciembre.

Sueltan perlas como «Es como si te permiten irte sin pagar de una tienda» o «Si los cubatas pudiesen descargarse por internet, los bares estarían vacíos«; pero la que más sorprendido me dejó fue ésta: «la gratuidad de la cultura genera escasez«. No señores, la gratuidad de la cultura genera abundancia y difusión. Nunca antes de la llegada de Internet hubo tanta difusión cultural, tantos creadores y tanto consumo de cultura. Otra cosa es que los nuevos métodos de difusión de la cultura no les permitan llenar sus bolsillos vendiendo pedazos de plástico redondo. Escuchen las palabras que escribe hoy en El País Rodríguez Ibarra, a ver si aprenden algo y dejan de llorar.

La lección de Punset

Hay que ser muy crack para soltarle este discurso a la cara de la Ministra de Cultura, Ángeles González Sinde, en el Foro Europeo de las Industrias Culturales. La intervención de Punset, que no tiene desperdicio, se produce a partir del minuto 1:42.

Mejora del acceso a la Administración mediante un mejor uso de la Web

El CTIC lidera a nivel mundial la actividad sobre Administración Electrónica (eGovernment) del W3C, a través de un grupo de trabajo de unas 200 personas, de 25 países, que representan a administraciones públicas locales, regionales, nacionales, supranacionales, ONGDs, ciudadanos, universidades yempresas del sector privado. Fruto de este trabajo acaban de presentar la publicación «Mejora del acceso a la Administración mediante un mejor uso de la Web» (en PDF).

Metiendo propiedad intelectual, xenofobia, racismo y pornografía infantil en el mismo saco

Aún no lo había leído, y acabo de quedar impresionado con el contenido del documento (PDF) en el que la Presidencia española de la Unión Europea pregunta varias cuestiones a sus socios comunitarios.

La realización de actividades delictivas mediante el uso de internet tiene una particular incidencia y trascendencia en el caso de la pornografía infantil, así como en la propagación de ideas xenófobas y racistas y en la vulneración de la  propiedad intelectual, conductas que, desgraciadamente, no se comprueba que disminuyan.

Empieza mezclando pornografía infantil, xenofobia y racismo con propiedad intelectual.

La vulneración de la propiedad intelectual vía internet ha alcanzado una extensión que pone en peligro la propia actividad creadora.

Nunca tanto se ha creado como desde que apareció Internet. Otra asunto muy distinto, que es lo que debía de reflejar el documento, es que se mantengan los ingentes beneficios de las discográficas y demás industria relacionada con el mundo de la música; pero hay más conciertos que nunca, se escucha más música que nunca, hay más creación que nunca.

Y para rematar la faena, plantea tres preguntas:

Por ello, la Presidencia propone el presente debate, invitando a tratar las siguientes cuestiones:

  1. ¿Cómo se combaten los contenidos en internet de pornografía infantil así como los racistas y xenófobos y las vulneraciones a la propiedad intelectual, en su país? ¿Cabe bloquear en su país el acceso a páginas de internet con contenidos de esa clase?
  2. ¿Cómo considera que debería actuarse para combatir ese tipo de conductas a nivel de la Unión Europea?
  3. ¿Cómo podría actuarse contra los contenidos de ese tipo procedentes de servidores que emitan desde Estados no miembros de la Unión Europea?

Así me gusta, basándonos en la lucha contra la pornografía infantil, el racismo y la xenofobia, pues de paso acabamos con las descargas en Internet, que realmente es lo que les preocupa. No sé si desconocen que están tratando de ponerle puertas al campo…

La doble vara de medir del código abierto

Leo en Cnet un artículo «antiguo», pero muy interesante, de Matt Asay, en el que reflexiona sobre la doble vara de medir con la que se tratan a las empresas que apuestan, en todo o en parte, por el código abierto.

Como ejemplos pone, por un lado, los duros ataques recibidos por Red Hat cuando decidió dividir su distribución Linux en Red Hat Advanced Server, hoy conocida como Red Hat Enterprise Linux y Fedora y por MySQL, cuando tomó la decisión de cumplir con la licencia GNU y sólo entregar el código testeado por la propia empresa a aquellas compañías que estaban dispuestas a pagar por los servicios empresariales.

En este caso, queda claro que las protestas eran por cumplir la licencia GPL y liberar el código con un coste determinado.

Por otro lado existen empresas cuya filosofía de software se encamina al software privativo, software de código cerrado, tales como IBM, Adobe, Oracle, Novell, SugarCRM,… y cuando liberan una pequeña parte del código que producen, reciben aplausos por todos lados.

Viendo esta actitud de la comunidad, los usuarios,… parece que se trata mejor a aquellas compañías que, teniendo productos cerrados, liberan pequeñas partes, que a aquellos que contribuyen activamente al desarrollo del software libre y que deciden cobrar por unas «mejoras«, no cerrar su código.

Lo que hay que entender es que estas dos compañías, entre otras muchas que se dedican al desarrollo de software libre, son compañías con ánimo de lucro y que han invertido grandes sumas de dinero en el desarrollo del producto, por lo que intentan actuar de una forma prudente, que les asegure que pueden continuar en el negocio y seguir contribuyendo al software libre.

Por otro lado, ciñiéndonos al caso de MySQL y de Red Hat, nadie nos impide adquirir sus versiones Enterprise, para poder tener acceso al código y, sobre todo, a lo que les interesa a las empresas, a un soporte adecuado. E incluso recompilar los binarios y volver a distribuirlos, como el caso de CentOS, compilado por voluntarios a partir del código fuente liberado por Red Hat, empresa desarrolladora de RHEL.

Que alguien no está de acuerdo con el producto,… pues puede hacer un fork del producto, y si la situación de la empresa propietaria del código era errónea y la suya acertada, seguro que consigue un mejor producto y con mayor éxito comercial. Para muesta un botón: Joomla, publicado como fork de Mambo en septiembre de 2005, y que ya ha conseguido encabezar el listado de los CMS de propósito general.

Recordemos como empieza la FSF la definición de «Free software«: Free software is a matter of liberty, not price. To understand the concept, you should think of free as in free speech, not as in free beer

Estamos acostrumbrados a que el software libre sea software gratuito, porque así se comporta la mayoría de este software (Firefox, OpenOffice.org,…) pero debemos empezar a acostumbrarnos a que, a nivel empresarial, las compañías que desarrollan y dan soporte al software libre no viven del aire.

Fuentes: Cnet, Slashdot

Fueron a por los…

Primero fueron a por los judíos
pero no me afectaba
porque yo no era judío.

Más tarde fueron a por los negros
y no me importó
porque yo no era negro.

Luego fueron a por los comunistas
pero no dije nada
porque yo no era comunista.

Después fueron a por los sindicalistas
y no moví un dedo
pues no era yo sindicalista.

Ahora vienen a por mi
pero ya no queda nadie
que me defienda.

La música será gratuita en Francia

Classic_Music_Lollipop_Bouquet_Lg.jpgVía GigaOM me entero de que en Francia, la compañía Neuf Cegetel, un proveedor de banda ancha y otros servicios de telecomunicación francés, indicó el pasado 21 de agosto, que ofrecerá unas 150.000 canciones y unos 3.000 vídeos, aportados por Universal Music Group, propiedad de la francesa Vivendi, por 5 euros mensuales.

La respuesta de su principal competidor, Orange Telecom, perteneciente al grupo France Telecom, es intentar ofrecer, en el primer semestre del 2008, descargas gratuitas ilimitadas de un catálogo musical mayor.

Unas preguntas:

  • ¿Acabará teniendo lugar esta oferta, en la que las descargas gratuitas ilimitadas se convertirán en un nuevo parámetro a la hora de elegir proveedor de conexión a Internet o proveedor de comunicaciones?
  • ¿Cómo afectará este movimiento a tiendas de música online, como iTunes?
  • ¿Será música sin DRMo utilizarán algún sistema de gestión de derechos digitales?
  • ¿Qué opinará de todo esto la SGAE? ¿Se les acaba el «chollo» o es el inicio de un nuevo negocio para los «representantes» de los artistas?
  • ¿Acabará este elemento con los programas P2P, como el Emule?
  • ¿Pegará un cambio de rumbo la industria musical, en particular, y el sector del entretenimiento, en general?

Fuentes: GigaOM, Telegoegraply


Technorati : , , , , , , , , ,

Google filtra los torrents en los resultados de las búsquedas. Alguien usa Google para buscar torrents?

Google ha filtrado los resultados de las búsquedas durante años. Prueba de ello es que recientemente dejaron de funcionar los conocidos Google Bombs.

Esto es útil para gobiernos como el de China, Azerbayán, Bahréin, Birmania, Etiopía, India, Irán, Marruecos, Arabia Saudi, Korea del Sur, Tailandia y Túnez, según se puede ver en un informe de Amnistía Internacional.
Pero esta censura también es extremadamente útil para aquellas asociaciones como la MPAA, la RIAA, la SGAE,… que «defienden» los intereses de los propietarios de los contenidos, que no a los autores.

Existen búsquedas en Google, como esta, que en el pie de página muestran un mensaje como este:

En respuesta a las quejas que hemos recibido en relación con la Digital Millennium Copyright Act (ley estadounidense de protección de los derechos de autor), hemos eliminado 1 resultados de esta página. Si lo desea, puede leer la queja de DMCA que ha originado la retirada de estas páginas en ChillingEffects.org.

Por lo tanto, ahora parece que Google también filtra los torrents. Google indica que este filtrado lo hace en respuesta a las quejas de DMCA que reciben: colaboran con las entidades de gestión de derechos de autor, pero son claros, indican la «censura» que hacen y el motivo.

De todas formas, no censuran todos los torrents. Esto lo podemos comprobar con una búsqueda sencilla: buscamos la película «The Simpsons» o «Los Simpsons» con el filetype:torrent y aparecen varias páginas con resultados válidos a primera vista.

Unas preguntas:

  • ¿Es normal que Google filtre este tipo de contenidos y no sea tan tajante en otros contenidos como pueden ser los alojados en Youtube?
  • ¿Se protege Google de esta forma de posibles demandas, al indexar contenidos «ilegales»? El contenido no está en sus servidores, pero ellos «facilitan» llegar hasta estos contenidos.
  • ¿Alguien usa Google para buscar torrents, existiendo buscadores especializados, como pueden ser Torrentz, Mininova,… entre otros.
  • Is Google becoming evil? Recordemos que el slogan informal de Google es era «Don’t be Evil«

Fuentes: Torrent Freak, Digg.